El origen del estilo

El estilo de un artista

El estilo, ese destino codiciado, esa búsqueda perpetua que tenemos los artistas. Puede llegar a convertirse en una limitación mental cuando estas empezando y frustrarte.

Tu estilo, es la voz única de tu obra, tiene mucho que ver con quien eres, las cosas que te importan, te emocionan, tus experiencias, tus miedos, tus dolor, tu alegría, tu universo y todo lo que eres.

¿Cómo no iba a ser un camino a veces que requiere tiempo y mucho trabajo? al fin y al cabo, se trata en gran parte de saber quién eres y qué mensaje puedes dar al mundo con tu lenguaje visual.

Quién eres evoluciona a medida que respiras y experimentas la vida, así que el trabajo introspectivo es constante.

 

La introspección y el autoconocimiento son esas herramientas de las que en ilustración no se puede prescindir.

 

Como en tantas otras cosas, yo creo que el estilo como objetivo duele y frustra, pero entendido como un camino, se observa y se descubre.

No importa lo que haces, sino desde donde lo haces

Creo que existen tantas maneras de llegar a una solución como personas habemos en el mundo.

Las fórmulas no funcionan a la perfección para todos. Eso es lo que me pasó a mi a la hora de plantearme que debía desarrollar un estilo, que las formulas no me acababan de funcionar. ¿El resultado? mucha frustración y dolor.

Cuando algo no le funciona prueba cosas diferentes, aunque sean raras, aunque no estés muy convencida, de hecho, entre menos cómoda te sientas con una metodología (antes de probarla) mi experiencia me dice que te ayuda a llegar a mejores respuestas y resultados. Algo así como salir de la zona de confort.

Por eso creo que, el cómo te planteas llegar a consolidar tu estilo estará muy condicionado por cómo percibas el proceso.

En la vida, no importa mucho lo que pase en realidad, sino en como tú sientas que es esa realidad.

El estilo como objetivo

Cuando uno se plantea un objetivo, sea cual sea, de alguna manera esta aceptando que esta en el punto A y quiere llegar al punto B. Sin darte cuenta percibes eso a lo que quieres llegar como algo que no tienes, que aunque esté a tu alcance, existe una distancia, un vació entre donde estas ahora y dónde te gustaría estar.

Si eres perseverante, tienes la fuerza de voluntad bien entrenada y disfrutas de los retos como algo estimulante y motivador, es posible que este método te funcione a la perfección. Estas en A deseando llegar a B y te cuesta pero lo disfrutas.

Te trazas unas tareas, una hoja de ruta, trabajo, trabajo y más trabajo, y así llegarás a consolidar tu estilo.

Estoy segura de que es una opción es válida y de que funciona. También estoy segura, de que no todos estamos hechos de la misma pasta.

A nuestra manera de ser, le acompañan nuestras circunstancias. Así que si esta primera opción te abruma un poco, puedo sugerirte este otro punto de vista.

El estilo como camino

Como he dicho antes, para mi el estilo tiene todo que ver con quienes somos y qué huella queremos dejar, y no te engañes, sea la que sea la tuya, tiene mucho valor.

Cuando te planteas el estilo como un camino, existe una conexión entre lo que eres ahora y lo que serás mañana, de alguna manera no empiezas desde un punto cero. Aceptas que ahora eres A y que mañana serás B, pasado C y luego D y así hasta que te acabes el abecedario y empieces con otra nomenclatura.

Es un cambio de mentalidad pequeño que puede ayudarte a respirar con alivio.

No es que no tengas voz propia, claro que la tienes, pero su volumen esta al mínimo al principio

 

A medida que conectes con ese conocimiento interior, tu estilo se irá moviendo dentro ti, buscando qué emociones puede potenciar, de qué recuerdos se puede alimentar, en qué temas puede moverse con más facilidad y libertad.

Poco a poco la verás con más claridad esos rasgos de tu trabajo que te hacen única, y así los podrás sacar potenciar.

El estilo eres tú, y está explorando en ti, abriendo paso a tu lenguaje y tu universo, para compartirlo hacia afuera.

Tú cambias, tú vives, tú experimentas y con tu evolución, si se lo permites, tu estilo también evoluciona.

 

El punto de partida para tu estilo

Cómo he dicho antes no es que la manera de plantearse el estilo como objetivo me parezca mal, es que a mi no me ha funcionado, o al menos cuando lo he intentado no he logrado disfrutar del proceso, algo que para mi es muy importante.

Creo que la elección de vivir de nuestro arte dice mucho de qué tipo de personas somos, queremos vivir de lo que nos gusta hacer y disfrutar de nuestro trabajo, así que no perdamos eso de vista.

Si estas preocupada por tu estilo, no puedo saber lo que te funcionará a ti, pero puedo contarte lo que me ha funcionado a mi.

  1. Plantearme este proceso como un camino que estoy recorriendo, curiosa de descubrir cómo serán las obras de la Annel del futuro.
  2. Poniendo negro sobre blanco qué me llevó a iniciarme en el mundo de la ilustración, y registrando esas vivencias, que felices o tristes importan en mi vida y se han grabado en mis recuerdos (y en mis libretas).
  3. Poniendo cuidado en conocerme y aceptar mi velocidad y proceso (cómo el de una planta).
  4. Compartiendo con otros artistas mis preocupaciones, mis preguntas, mis dudas y miedos.
  5. Ayudando a otros artistas a avanzar en aquello que fue difícil para mi en su momento.

Sea cual sea el lugar des del cual elijas desarrollar tu estilo, estoy segura que el esfuerzo no será en vano. No es un camino fácil, no siempre esta lleno de alegrías, pero lo que sí puedo asegurarte es que esta lleno de oportunidades de conocerte mejor y eso nunca sobra.

Tu estilo eres tú y tu universo

 

Espero que el post te haya abierto una puerta a la reflexión y preguntarte, cómo te estas tomando esto de buscar tu estilo.

Si lo que quieres son ejercicios y recomendaciones o tienes preguntas concretas, puedes dejarmlo en los comentarios aquí debajo.

Gracias por leer el post. Un fuerte abrazo,

Annel VR

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba